El caso de diabetes que propició STAR WARS

El 25 de mayo de 1977 se estrenaba en todos los cines una película que consiguió convertirse en un fenómeno de masas. No sólo se llevó 6 Oscars o logró convertirse durante un lustro en el film más taquillero de la historia, creó una franquicia de películas y merchandising que sigue dando frutos hoy en día.

Hablamos, claro, de La guerra de las galaxias, la primera entrega de la saga Star Wars.

Todos conocéis la película. Lo que quizá no sepáis es que un diagnóstico de diabetes puede ser el que haya provocado este fenómeno.

Y es que su creador, George Lucas, intentó 10 años antes alistarse en el ejército. Primero intentó entrar en el ejército de aire, pero sus numerosas multas por exceso de velocidad le impidieron unirse al cuerpo. Lucas acababa de graduarse en bellas artes, y parecía decidido a comenzar una carrera militar.

Su alternativa fue presentarse voluntario para ir a Vietnam. Un destino para el que los requisitos eran mucho menores. Sin embargo, sí era necesario un control médico. En él descubrieron que Lucas padecía diabetes tipo 2.

Este revés obligó a George a cambiar por completo su plan de futuro. Volvió a la Universidad de Carolina del Sur, esta vez para estudiar producción cinematográfica. Ese mismo año, en 1967, dirigía su primer cortometraje de ciencia ficción, Electronic Labyrinth: THX-1138 4EB, que sería a su vez el germen de su primera película THX-1138, cuatro años después.

Así, mientras otros chicos de su edad seguían luchando en Vietnam, Lucas fundó Lucasfilm, con la que dirigiría American Graffiti (1973). La película fue un éxito, logrando cinco nominaciones a los Oscars, y dando suficiente respaldo a Lucas como para embarcarse en un proyecto mucho más ambicioso: un western en las galaxias que se convertiría en un hito de la historia del cine.

Compártelo a través de

También te puede interesar