Píldoras de insulina para sustituir los pinchazos

Una de las mayores molestias de la diabetes son los pinchazos de insulina. Normalmente a nadie le gusta tener una aguja cerca, y mucho menos convertirlo en un momento habitual de tu día a día. Cierto es que, pasado los primeros días, uno acaba por acostumbrarse a ello, y no resulta ser lo que se pensó cuando le diagnosticaron la diabetes... pero igualmente preferiríamos que la administración de la insulina fuese de una forma más amable.

Es lo que podrían haber descubierto un grupo de científicos del MIT, que ha encontrado la manera de burlar los ácidos del estómago, el principal escollo para la creación de píldoras de insulina que sustituyan a la jeringuilla.

El equipo, dirigido por el investigador Alex Abramson, ha ideado una pequeña cápsula que contiene una pequeña aguja de insulina comprimida. Pero ¿cómo lograr que la aguja esté en contacto con el tejido del estómago?

Para salvar esta dificultad, los científicos se han inspirado en el caparazón de la tortuga leopardo. Este animal tiene un especial “diseño” de caparazón que le impide caer volcado. Con un sistema similar, la cápsula tomaría siempre la misma posición dentro del estómago.

Mira aquí el vídeo explicativo (inglés)

Una vez fijada, la aguja va inyectando insulina al ritmo programado. Y luego eliminamos la cápsula, ya que ésta es biodegradable y acabará siendo digerida por el estómago.

El sistema serviría, claro, para aliviar cualquier otra administración de medicamentos que necesite inyecciones de forma regular, desde tratamientos para la artritis reumatoide a las enfermedades inflamatorias del intestino.

¡IMPORTANTE!: Eso sí, de momento sólo se trata de simulaciones, con algunas pruebas en animales, y el invento tendrá que pasar las pruebas en humanos antes de ver la luz. ¡Esperemos que lo consigan!

Fuente de la noticia: Infosalus.com

Compártelo a través de

También te puede interesar