No debemos contar tantas calorías, según un estudio sobre nutrición

Cuando tienes diabetes, evitar la obesidad es una cuestión importante, para disminuir el riesgo de complicaciones. Pero, ¿y si algunas de las afirmaciones que todos conocemos sobre ella fuesen falsas? Por ejemplo, que la diferencia entre calorías ingeridas y utilizadas es lo que nos dirige hacia el sobrepeso.

Es lo que nos cuenta Bettina Wölnerhanssen, directora de St. Clara Research AG, en el St. Claraspital de Basilea, en un reciente estudio. Allí investiga la obesidad y la diabetes, la cirugía metabólica, la regulación de la saciedad y el equilibrio energético, así como el metabolismo de los carbohidratos, el azúcar y las alternativas al azúcar.

Para presentar esta investigación, Bettina parte de dos principios básicos: el primero, que el cuerpo no absorbe, ni mucho menos quema, todo lo que come; el segundo, que dos personas absorben y queman calorías de forma distinta. Por eso, basar las dietas en el conteo de calorías es un error. Porque además, entran en juego otros aspectos del alimento.

Por ejemplo, un alimento muy azucarado y con muchas calorías supondrá una subida rápida de la glucosa, que con el efecto de la insulina se almacenará como grasa en el cuerpo. Sin embargo, si comemos el mismo equivalente de calorías con alimentos de más “calidad” como verduras y frutos secos, el cuerpo los irá asimilando de una forma más lenta, sin crear grasas.

"Lo importante es la calidad y composición del alimento y su perfil de acción en el organismo", asegura Wölnerhanssen; quien también señala que el ejercicio por sí solo no es suficiente para mantener nuestro cuerpo sano y en su línea. Dice la investigadora que el ser humano no es un motor de combustión, por lo que el sobrepeso no puede explicarse exclusivamente por las calorías, y los datos calóricos por sí solos no son una ayuda real. La teoría del equilibrio energético solamente es correcta en situaciones muy puntuales.

Por eso es importante contar con la ayuda de un profesional para que nos asesore sobre nutrición, y compaginar una dieta saludable con el ejercicio que nos venga mejor.