Consejos para el desconfinamiento si tienes diabetes

Parece que el COVID-19 nos ofrece una tregua, y vamos a poder disfrutar de más flexibilidad en nuestros movimientos en distintas fases de desconfinamiento. Sin embargo, no debemos olvidar que el virus sigue ahí. Especialmente porque ya se ven varias escenas en las que comprobamos que otros lo están olvidando por nosotros.

El peligro no ha desaparecido, y nos toca extremar las precauciones, tanto por nuestra seguridad, como por responsabilidad social. Ya sabéis que las personas con diabetes no tenemos las mejores defensas ante ningún virus, por lo que no podemos relajarnos ante la nueva situación.

¿Qué podemos hacer?

  • Quédate en casa. No se trata de quedarse encerrados, ya que salir a pasear es muy beneficioso. Pero sí podemos intentar seguir teletrabajando, evitar comprar en sitios donde ya no se estén haciendo colas, huir de las aglomeraciones, salir de casa en las horas con menos gente en la calle, delegar las tareas que impliquen un desplazamiento...
  • Sigue haciendo deporte. Aunque, en relación con el punto anterior, quizá ahora que has estado haciendo ejercicio en casa puedes mantener la costumbre para exponerte menos en la calle.
  • Sigue a rajatabla las normas de higiene. Mantén la distancia de dos metros con otras personas, utiliza mascarilla y guantes, evita tocarte la cara en la calle, lávate manos y brazos frecuentemente, utiliza una mascarilla homologada…
  • Cuídate. Con el desconfinamiento vamos a volver a variar nuestra rutina, y volver a una vida que no será aún como antes, ni tampoco como cuando estábamos confinados. Vigila cómo afecta a tu glucemia esta nueva situación. Recuerda que mientras mejor controlemos los niveles de glucemia, mejor preparado estará nuestro cuerpo para responder a un posible contagio.
  • Sé social. Aún hay riesgo, pero no podemos vivir encerrados con miedo. No vamos a contradecir el primer punto, no vamos a recomendarte que vayas a una de esas terrazas en las que no se están respetando las distancias, o vayas a aprovechar las rebajas de una tienda en cosas que probablemente no necesites. Pero hay otras terrazas que sí cumplen la normativa, o pronto habrá espectáculos al aire libre con asientos numerados, hay paseos en los que puedes guardar la distancia… Sé consecuente y busca actividades para ver a tu familia y tus amigos con un riesgo mínimo.
Compártelo a través de

También te puede interesar