8 de cada 10 españoles no saben lo que es la diabetes

Cada vez tenemos más información sobre la diabetes. Y poco a poco la información alcanza a toda la sociedad, normalizando la enfermedad. Sin embargo, el desconocimiento sobre la enfermedad es mayor de lo que podríamos pensar… ¡incluso entre las propias personas con diabetes!

La farmacéutica AstraZeneca ha realizado un estudio sobre la percepción de varias enfermedades, en el que han participado 1.105 personas, y el resultado es desolador: solamente el 18% de la población general era capaz de definir con exactitud en qué consiste la diabetes. La mitad de la población ni siquiera sabía de la existencia de dos tipos de diabetes.

Por supuesto, el porcentaje mejora cuando se trataba con personas con diabetes, pero menos de lo que cabría esperar: un 59 por ciento de las personas con diabetes tipo 1 y el 62 por ciento de las personas con diabetes tipo 2 eran capaces de definir la enfermedad. i siquiera dos tercios de las propias personas con diabetes son capaces de explicar en qué consiste su enfermedad.

Ni siquiera somos conscientes de la gravedad de la enfermedad, una de las principales causas de defunción: solamente el 18% de la población la considera una enfermedad peligrosa; y aún menos, la mitad, la considera mortal. Un porcentaje que aumenta hasta algo más del 30% si nos ceñimos a las personas con diabetes encuestadas; de ellas, el 18% de los tipo 1 y el 21% de los tipo 2 creen que no es una enfermedad con riesgos mortales.

La directora médica y de Asuntos Regulatorios de AstraZeneca, Ana Pérez, evalua así los resultados: “Los datos obtenidos nos muestran que el grado de desconocimiento sobre la diabetes y las complicaciones que puede provocar aún es grande, sobre todo en la población general, por lo que es necesario insistir en las medidas de concienciación social. El margen de mejora es muy amplio”.

Todo un jarro de agua fría para los que pensamos que la información es la mejor arma que tenemos para eliminar muchos casos de diabetes en el futuro, y para lograr un presente en el que las consecuencias de la enfermedad sean menos graves.

Compártelo a través de

También te puede interesar