¿Qué es la doble diabetes?

Hay un error en el que caen a veces algunas personas. Y es pensar que como tienen diabetes tipo 1, ya de poco sirve mantenerse en peso y llevar una vida activa, ya que siempre van a convivir con la enfermedad. Este es un doble error, primero porque una dieta adecuada, acompañada de ejercicio, va a ayudar enormemente a llevar un mejor control de la diabetes, y evitar muchas de sus posibles complicaciones.

Y, por otro lado, hay que pensar que tener diabetes tipo 1 no es ningún salvoconducto que nos libre de sufrir también una diabetes tipo 2. ¡Se pueden tener ambas a la vez! Es lo que conocemos como doble diabetes.

Ocurre cuando nuestro cuerpo, además de no segregar suficiente insulina (diabetes tipo 1), va desarrollando una resistencia a la misma (diabetes tipo 2). Y, ojo, las posibilidades de desarrollar la segunda son las mismas que la de cualquier otra persona. Por suerte, sabemos que el mayor detonante de la diabetes tipo 2 es la obesidad, y que si la evitamos podemos reducir los riesgos, o incluso revertir su desarrollo.

De lo contrario, corremos el riesgo de entrar en una espiral en la que nuestro cuerpo necesite cada vez más insulina, lo que dificulta cada vez más el control de peso, pudiendo hacernos ganar unos kilos, con lo que la resistencia a la insulina crece, y también la necesidad de inyectar más completando un peligroso círculo vicioso.

Una persona con doble diabetes deberá seguir un tratamiento distinto para cada una de ellas, pero será importante por norma general que regulen su dieta y su nivel de actividad física, para combatir el sobrepeso y la resistencia a la insulina.

Sobra decir que los riesgos de complicaciones cuando se sufre una doble diabetes también crecen sobremanera. Por ello es importante siempre mantener un buen control glucémico y seguir las indicaciones de nuestros médicos, para evitar situaciones de sobrepeso que nos coloquen en riesgo de desarrollar esta condición.

Compártelo a través de

También te puede interesar