Cómo detectar una hipoglucemia y qué hacer para evitarla

Uno de los mayores peligros de la diabetes en el corto plazo son las hipoglucemias. Tener altos niveles de glucosa suele dar principalmente problemas en el largo plazo, y es importante evitarlos, pero debemos tener cuidado de que los niveles de glucosa no bajen tanto (por debajo de 70 mg/dl, or norma general) que nos provoquen un daño mayor, ya que estas bajadas de glucosa pueden llegar a ser mortales si no sabemos evitarlas, detectarlas y combatirlas.

El primer paso para combatir una hipoglucemia es prevenirla. Un buen control glucémico es clave para mantener nuestros niveles de glucosa dentro de rango. Debemos calcular la insulina adecuada, y ajustarla a comidas, ejercicio… además de inyectarla de forma correcta, bajo la piel y no en el músculo.

Con la comida debemos ser igualmente cuidadosos. Un déficit de hidratos, ya sea porque no tenemos una buena dieta, o porque nos estamos saltando comidas, nos puede conducir a un estado hipoglucémico.

Estos son los factores principales, pero hay muchos otros que debemos vigilar: calor, consumo de alcohol, medicamentos, vómitos por algún problema gastrointestinal…

Por supuesto, nada como contar con un medidor continuo de glucosa para identificar una bajada en tiempo real y anticiparse a ella.

Una vez que hemos minimizado el riesgo de hipoglucemias, lo siguiente que debemos hacer es saber identificar una. Los primeros síntomas son hambre, dolor de cabeza, debilidad, irritabilidad… que se convertirán en náuseas, palidez, temblores y palpitaciones, mareo, visión borrosa, sudor frío, confusión… y finalmente en inconsciencia, convulsiones e incluso coma.

Es importante que no sólo nosotros las sepamos identificar, y que las personas de nuestro entorno también sepan reconocerlas, para no confundirlas con ningún otro problema.

Una vez que hemos detectado la hipoglucemia, lo principal es recuperar los niveles de azúcar en sangre. Para ello, debemos seguir las recomendaciones personalizadas que nos haya dado de antemano nuestro equipo médico en caso de hipoglucemia, adaptadas a cada persona.

Recuerda: prevenir, detectar y combatir. ¡Las tres reglas para alcanzar nuestro Objetivo #Cerohipoglucemias!

Compártelo a través de

También te puede interesar