10 ventajas de la tecnología MCG para controlar la diabetes

Los sistemas de medición continua de glucosa han fijado un antes y un después en el tratamiento de la diabetes. Estos aparatos, capaces de ofrecer mediante sensores una medición de los niveles de glucosa durante las 24 horas del día han hecho que cambie por completo la vida de las personas con diabetes que los utilizan. ¿Por qué? Veamos las 10 ventajas principales que le vemos a este avance.

  1. Ofrece datos de todo el día, en lugar de cuatro o seis datos aislados que ofrecían las mediciones capilares. De esta forma podemos identificar mejor tendencias, y la respuestas de nuestro cuerpo...
  2. Los datos pueden recopilarse, de forma que nuestro médico nos ofrezca una atención más personalizada y ajustada a nuestros niveles de glucosa a lo largo del día.
  3. Las alarmas nos avisan cuando nuestra glucosa alcanza niveles muy altos o bajos, incluso antes de llegar a ellos, identificando de forma automática la tendencia.
  4. Los datos también pueden compartirse con otras personas de forma remota, lo que ofrece una mayor tranquilidad cuando la persona con diabetes es un/a niño/a, o dependiente.
  5. ¡Menos pinchazos, claro! Aunque ocasionalmente puede que aún se realice alguna medición tradicional, para verificar o calibrar, según el sistema, lo habitual es poder olvidarse de las punciones.
  6. Mejor control de la glucosa. El MCG no es un sistema mágico, y no vamos a mejorar nuestros niveles si no ponemos de nuestra parte, pero va a facilitar enormemente que evitemos hipoglucemias e hiperglucemias, manteniéndonos en rango durante más tiempo.
  7. Gracias a que podemos comprobar nuestros niveles de glucosa en todo momento, disminuirá la ansiedad que nos podía provocar antes de conocerlos en algún momento del día.
  8. También, al tener mediciones en tiempo real, será más fácil identificar si un mareo u otro síntoma extraño se debe a una hipoglucemia o a otro problema, pudiendo ofrecer una mejor respuesta al mismo.
  9. Mejor sueño. Gracias a las alarmas mencionadas, podremos dormir más tranquilos, sabiendo que nos despertará con antelación ante un riesgo de hipoglucemia.
  10. Gozaremos de una mayor independencia, ya que, al identificar niveles y tendencia, podremos realizar actividades con menos incertidumbre. Ahora un trayecto corto en coche o un pequeño paseo requieren de menos precauciones, porque ya podemos iniciar las actividades sabiendo que no vamos a entrar en una hipoglucemia durante los próximos minutos sin necesidad de una medición previa.

¿Qué os parece? ¿Os convencen las ventajas? Si eres usuario de esta tecnología, y quieres aportar nuevas ventajas, déjanos un comentario en nuestras redes sociales, Facebook y Twitter.

Compártelo a través de

También te puede interesar