Entrevista a Mi Guerrera con DT1: 'Intentamos amenizar a la pequeña el momento del pinchazo'

Hoy hablamos con una de las nuevas incorporaciones al territorio de los “influencers sobre diabetes”. Se trata de Laura Gallego, la persona tras Mi Guerrera con DT1. Una madre a la que le cambió la vida cuando diagnosticaron diabetes a su pequeña de 17 meses, justo cuando esperaba su segundo bebé. Hablamos con ella.

¿Cómo se detectó la diabetes en el bebé?

Semanas atrás comenzó a beber mucha agua y a hacer mucho pipí, lo cual creíamos que lo primero llevaba a lo segundo. Comenzó a vomitar y la llevamos al pediatra el cual nos dijo que se trataba de un virus, ese mismo día por la noche la llevamos al hospital y allí el diagnóstico fue... gastroenteritis.

La diabetes se le detectó cuando ya estaba en situación de cetoacidosis y casi en coma diabético, pues perdía el conocimiento y venía segundos en sí.

Después del debut nos dimos cuenta que la niña había adelgazado, que tenía ansiedad por la comida, y que todo ello eran signos y síntomas de diabetes mellitus tipo 1.

¿Cómo se recibe la noticia cuando tu hija es tan pequeña?

Somos una pareja joven formando nuestra propia familia, con una hija sana y esperando nuestro segundo bebé. De repente toda esa felicidad se convirtió en abismo, el mundo se nos vino encima, no entendíamos nada.

El médico vino hacia nosotros y nos dijo que nuestra hija estaba muy muy grave, con las venas colapsadas debido a la deshidratación que tenía, que no sabían si iba a salir adelante y que era diabética.

Supongo que los sentimientos que se producen en los padres/madres cuando les dicen que su hijo/a tiene diabetes depende más de cómo se dé la situación, que de la edad que tenga el hijo/a en que debuta.

¿Conocíais algo de la enfermedad antes? ¿Hay algún mito que se os haya caído al adentraros en este mundo?

Tenemos varias conocidas con diabetes tipo 1, pero la enfermedad en sí misma con todo lo que conlleva era una gran desconocida para nosotros.

Las personas (incluidos nosotros antes del debut), en general pueden pensar que esto se trata de cuidar la alimentación y poner insulina, pero conlleva mucho más que eso: noches sin dormir, hipoglucemias, hiperglucemias, cuidados a nivel físico y orgánico, etc...

Con respecto a los mitos hay uno que es que “las personas con diabetes no deben comer azúcar” y sinceramente yo esta frase la sustituiría por “no hay alimentos prohibidos, sino cantidades permitidas”, pues las personas con diabetes tipo 1 si pueden beber, comer alimentos con azúcar siempre y cuando se pongan la dosis correcta de insulina para ello.

 ¿Cómo se controla la glucosa, los síntomas de hipoglucemia... cuando vuestra hija apenas hablaba para expresarse?

Muy buena pregunta. Ella salió de UCIP con monitorización continua de glucosa (MCG) y bomba de insulina. A pesar de ello, al principio han sido muchos los controles de glucosa en los dedos.

Al principio lo llevaba mejor y hacía como que se pinchaba sola, ahora llora aunque intentamos amenizar el momento y ser rápidos.

Con respecto a hipoglucemias es asintomática a simple vista. Ella tiene ahora dos años y todavía no sabe expresar qué siente o qué le duele. Por todo ello, es que tenemos todas las alarmas activadas, es más, nos hemos comprado unas pulseras para no molestarla a ella de noche con las alarmas pero que a nosotros nos avisa mediante vibración.

¿Qué cambios se producen en la alimentación infantil tras el diagnóstico?

Lo primero que nos dijeron fue que había que adaptar la insulina a su alimentación, por lo tanto, aquí no hubo cambios. Las diferencias con respecto a la hora de comer de antes y después del debut son: tener a mano siempre la tabla de raciones, pesar la comida y poner la insulina dependiendo de las raciones que vaya a ingerir.

 ¿Qué sugerencia darías a todos los padres que se vean de repente en vuestra situación?

Tomaros el tiempo que necesitéis para asimilar la situación, no es fácil, pero no todo va a ser como al principio, ahora lo veis todo negro, pero os puedo asegurar que eso va a ir cambiando, teniendo unos buenos profesionales de vuestro lado y la experiencia, que a fin de cuentas es un grado. Mirad a vuestro/a hijo/a, está a vuestro lado y eso es lo más importante, es un/a luchador/a, un/a guerrero/a, no por tener diabetes sino por salir victorioso del debut. Aquí me tenéis para hablar, para ayudaros en medida de lo que yo sé y mi experiencia. Mucho ánimo, no estáis solos.

Compártelo a través de

También te puede interesar