Entrevista con Andoni Lorenzo, presidente de la Asociación Española de Diabetes (AESDI)

Director de una empresa familiar especializada en productos químicos, en Vitoria, Andoni es padre de una hija con diabetes, lo que le llevó a unirse hace 18 años a la Asociación de Diabéticos de Álava, que presidió durante más de una década, cargo que también tuvo en la Federación de Asociaciones de Diabéticos de Euskadi (FADE), la Federación Española de Diabetes (FEDE) y el Foro Español de Pacientes.

Ahora Andoni comienza una nueva andadura con la Asociación Española de Diabetes (AESDI), que nace con la intención de ayudar en las necesidades de los pacientes con diabetes. Hablamos con él sobre ello:

¿Con qué objetivos nace AESDI?

Con uno, TRABAJAR, y hacerlo de una forma profesional seria y centrado en la persona o el paciente en aquello que es importante de verdad para su vida, su calidad de vida.

¿A qué retos diabetológicos se enfrenta España a corto plazo?

El mayor reto en diabetes está en la educación diabetológica con dos líneas muy claras.

La primera la formación de los pacientes, la segunda la prevención de la población en general.

El incremento en nuevos diagnósticos en diabetes se hace insostenible.

En esta época de ajustes presupuestarios, ¿puede ser la educación diabetológica una forma de recortar el gasto del SNS a medio plazo?

La educación diabetológica puede ser un gran aliado de la sanidad. Una persona con una buena formación de su patología estará siempre mejor controlado y evidentemente eso evitará complicaciones y menos visitas al médico.

Pero si hablamos de ahorros del SNS yo diría que en España contamos con una estructura sanitaria envidiable en todo el mundo sin embargo el gran reto donde se debe trabajar es en el modelo de gestión.

La gestión sanitaria es la gran oportunidad para mejorar la atención al paciente y a su vez el ahorro. Aspectos como las duplicidades los trámites administrativos la falta de datos y medición de resultados hace que España esté en el puesto 18 de la Unión Europea.

Otro de los objetivos más solicitados por las personas con diabetes, y que habéis tomado como vuestro, es la instauración de la figura del enfermero/a escolar. ¿Cómo podemos llegar a conseguirlo?

La enfermera escolar no es una reclamación solo de la diabetes, tenemos que recordar que el Foro Español de Pacientes que engloba a prácticamente todas las patologías y también lo demanda.

Además, esta necesidad que reclamamos los padres y madres también lo solicitan los propios profesores en toda España de ahí que se creara la plataforma de la enfermera escolar donde están profesores pacientes y la propia enfermería y que por supuesto AESDI se incorporará en breve.

No podemos dejar desatendidos a nuestros hijos y cualquier padre o madre entiende mis palabras, la vivencia de dejar a tu hijo solo sin un responsable sanitario es muy dura.

Llevas 18 años en el mundo de las asociaciones relacionadas con la diabetes o la salud en general. ¿Cuáles son los mayores logros que sientes que han conseguido, dentro de la diabetes, en estas dos últimas décadas?

Sin ninguna duda el mayor logro es como ha mejora la calidad de vida de las personas con diabetes en el área de la ciencia e investigación.

Si miramos 18 años atrás y recordamos las insulinas o los medidores que teníamos no tiene nada que ver con lo que tenemos en la actualidad.

Estos avances han conseguido dar normalidad en la vida diaria y conseguir que las personas con diabetes nos podamos enfrentar a cualquier reto en la vida como cualquier otro ciudadano.

En lo social destacaría la mejora de las condiciones del carnet de conducir, la obtención de una póliza de salud para las personas con diabetes o la eliminación de la discriminación laboral en el empleo público, aunque en esto último todavía desgraciadamente existen problemas.

¿Cuáles son las primeras acciones que pensáis realizar en AESDI?

Lo primero será establecer un plan estratégico donde definiremos las líneas más importantes de actuación.

El reconocimiento de la especialidad de la educadora en diabetes, la enfermera escolar, eliminar los problemas de discriminación laboral, el acceso a las nuevas tecnologías sin ningún tipo de discriminación por edad o por lugar de residencia y sobre todo trabajar en conseguir alianzas con todas las organizaciones médicas y sanitarias además de con la administración y con personas relevantes del mundo de la diabetes.

En estos tiempos se hace más necesario que nunca tener fuertes alianzas y estrategias comunes con el resto de implicados. Solo de esta forma obtendremos buenos resultados y las personas con diabetes saldrán realmente beneficiadas.

Compártelo a través de

También te puede interesar