Entrevista a Juan Revenga: 'En España hemos empezado tarde en el terreno de la nutrición'

Los que seguís esta página ya conocéis a Juan Revenga, ya que el mes pasado nos habló de los supuestos alimentos antidiabetes. Eso suponiendo que no le conozcas ya por su labor divulgativa, en El nutricionista de la general, o a través de sus charlas y libros.

Hoy charlamos con él.

Te dedicas a la enseñanza, divulgación... y todo eso a sumar a la actividad profesional como nutricionista. ¿Qué labor te llena más?

Todas las actividades tienen sus pros y sus contras, pero las que más me satisfacen desde un prisma personal y particular son, sin duda alguna, las de la divulgación y enseñanza. De hecho, yo no las distinguiría demasiado, me explico. La enseñanza reglada en la Universidad es, de alguna forma, un tipo de divulgación. Cierto es que al final es preciso certificar el grado de aprendizaje y de competencias adquiridas por parte de los alumnos, cosa que no existe en una charla divulgativa o cuando redactas un post en el blog, pero a fin de cuentas lo que la labor docente ha de ser igualmente atractiva, sugerente e interesante como cuando se aborda una charla o u artículo de carácter divulgativo. Si alguien es muy riguroso en los contenidos, pero es un muermo en la transmisión de los mismos, su riesgo de fracaso es muy alto.

Por eso, una de las claves tanto en la formación reglada como en la divulgación es conseguir que tus contenidos sean “entretenidos”, conseguir que los asistentes, ya sea público en general o alumnos en cada caso, adquieran conocimientos o habilidades sin esfuerzo, incluso por placer.

¿Hay algún mito sobre nutrición y diabetes que hay que erradicar?

Algunos hay sí. Desde la -absurda- creencia de que existen alimentos para personas con diabetes o idóneos para ellas (sobre los cuales ya hablé para esta misma web) a creer, en esta misma línea, que las recomendaciones dietéticas y de estilo de vida para las personas con diabetes son diferentes de aquellas dirigidas a la población sana. Aunque uno de los mayores errores que a mí juicio se dan en este sentido es el de pensar que una vez diagnosticada la diabetes el centro del tratamiento es farmacológico sin prestar mayor atención a unos hábitos de vida que, en muchos casos (cuando nos referimos a la diabetes tipo 2) han sido los desencadenantes de aquel diagnóstico.

¿Qué papel tiene la nutrición en la aparición de la diabetes?

En su debut, y refiriéndonos a la diabetes tipo 2, la nutrición y el patrón de actividad física desempeñan un papel determinante en la mayor parte de los casos. Tanto es así, que en la actualidad, la International Diabetes Association estima que con la mejora de una serie de conductas relacionadas con los hábitos de vida se podrían evitar hasta el 70% de todos los diagnósticos de diabetes que se dan en el mundo.

En muchos casos, todo empieza en la infancia. ¿Falta información?

Más que información, lo que falta es interés. La información está ahí al alcance de la mano de todo el mundo, solo hay que tener el interés de acceder a ella. Al mismo tiempo lo que falta es espíritu crítico, es decir, en muchas ocasiones ciertos mensajes comerciales, y por lo tanto interesados, toman la apariencia de mensajes de salud cuando. Me refiero por ejemplo a algunas de las estrategias que sigue la industria alimentaria de asalariar voluntades científicas para dar una imagen de excelencia dietética sobre determinados productos, cuando en realidad lo que habría que poner sobre esos productos es un signo de advertencia o de precaución.

Cada paciente es un mundo, pero hablando de forma genérica ¿hay una dieta tipo 1 y una dieta tipo 2, o ambas diabetes se tratan igual a la hora de la nutrición?

Efectivamente no sería acertado hacer una recomendación generalista y decir que fuera a ser válida para todo tipo de pacientes con diabetes mellitus. No obstante, seguir las recomendaciones, por ejemplo, del Healthy Eating Plate de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, sería un buen comienzo para todo el mundo… y tal y como se he comentado en mi segunda respuesta, tanto para personas con diabetes como para la población general.

Mientras que en otros países los nutricionistas forman parte del sistema de salud, en España aún podemos considerarlos unos profesionales sanitarios poco reconocidos. ¿Qué es lo que falla?

Yo creo que se dan un cúmulo de circunstancias que por no hacer esto demasiado extenso se podrían resumir en que:

1. Los estudios universitarios de Nutrición Humana y Dietética en España son relativamente recientes (pongamos que de este mismo siglo). Es decir, en comparación con otros países hemos empezado muy tarde.

2. Ese retraso ha implicado que otros profesionales sanitarios se hicieran representantes de esta área de conocimiento (pongamos profesionales de la farmacia, enfermería, etcétera) algo que, si bien podría estar justificado en el pasado, no sería así a día de hoy ya que los aspectos curriculares destinados a estas cuestiones en los respectivos grados son prácticamente testimoniales.

3. Es posible que algunos profesionales hayan visto como una “amenaza” la irrupción de los dietistas-nutricionistas en el sentido de temer que se les restara parte de su dedicación profesional… algo completamente ridículo, pero hasta cierto punto razonable.

4. Y por último también pienso que influye una enfermiza cortedad de miras de nuestras autoridades sanitarias quienes, a pesar de tener reconocida la figura de los dietistas-nutricionistas en la ley de ordenación de las profesiones sanitarias (LOPS 44/2003) no haberlos incluido en la cartera de servicios de nuestro sistema sanitario. Esto lo dejé bastante claro en este post de hace más de 7 años.

No olvidéis seguir todos los post sobre nutrición de Juan en https://juanrevenga.com/

Compártelo a través de

También te puede interesar