Diabetes, pandemia y coches: así lo he afrontado

Hoy el piloto con diabetes Kilian Meyer nos cuenta cómo está afrontando todos estos meses de pandemia sin competición.

El Covid 19 cambió no solo mis planes, sino los de todo el mundo. No ha sido fácil enfrentar esta situación, más cuando llevas casi año y medio sin correr, pero siempre encuentras una salida. Ésta ha sido mi experiencia. 

Los últimos 6 años me han enseñado a superar momentos difíciles. Debuté en diabetes cuando tenía 13 años y estaba compitiendo en karting. Con la ayuda de mis padres y amigos logré superar ese obstáculo, 4 años después ya era subcampeón de la F4 española.  

Ahora fue la pandemia la que se atravesó en la pista. Hubo un parón de muchos meses que aprovechamos para buscar patrocinadores. Sin embargo, la pandemia golpeó la economía mundial y fue difícil alcanzar el objetivo.

Sin duda, un duro hándicap para mi sueño. Entonces, ¿cómo he hecho para sobreponerme a esto? Pues fácil: ¡teniendo un ‘Plan B’! Terminé bachillerato y he empezado la universidad en Zúrich, Suiza, desde el pasado septiembre, estudiando Ingeniería Mecánica. Una carrera relacionada con los coches, mi gran pasión, y por tanto continúo formándome para ser lo más completo posible en lo que quiero sea mi profesión.

Esto me ha ayudado a estar concentrado en mis estudios y ocuparme de otros asuntos. Aunque claro, nunca he dejado de prepararme física y mentalmente porque no sabes cuándo se te presenta la oportunidad de volver a subirte a un coche  y tienes que estar al 120 %.

Este tiempo también me ha servido para analizar otras opciones. Como piloto siempre tienes posibilidades de subirte a un F3, un rallycar, un GT o un kart -que es donde todo empezó-. Al final lo que quieres es competir, sentir la adrenalina, el olor a gasolina, las ruedas y la tensión de las carreras.

Pero, por ahora, debo aceptar lo que hay y no rendirme nunca para conseguir lo que quiero de verdad, porque si algo me ha enseñado la diabetes es eso: soñar y luchar. No hay obstáculos que valgan. Como la diabetes, este parón me ha inspirado a seguir dando todo para poder inspirar a otros a que también lo hagan.

Así que sigo estudiando, sigo entrenando y, sobre todo, me sigo fortaleciendo mentalmente porque la pandemia y la diabetes es algo a lo que no puedes decirle que se detenga.

Como todo en la vida, al final aprendes a salir de momentos difíciles. Si llevo 6 años teniendo de copiloto a la diabetes, ¿cómo no voy a saber pilotar la situación actual? ¡Todos podemos!

Mantente al corriente de la carrera de este gran piloto visitando su Web

Compártelo a través de

También te puede interesar