Diabegame, el juego para aprender sobre diabetes de ANADI

La Asociación Navarra de Diabetes (ANADI) es una entidad sin ánimo de lucro cuya misión es aglutinar a las personas con diabetes de Navarra para mejorar sus condiciones de vida y defender sus derechos sanitarios y sociales. Y una de sus últimas acciones nos ha parecido de lo más original: un juego educativo, Diabegame, dirigido a adultos; en el que aprender todo lo relacionado con la diabetes. Ellos mismos nos lo presentan.

¿Qué es Diabegame y cómo se juega?

Diabegame es un juego educativo que ayuda a las personas con diabetes a aprender sobre su enfermedad de forma lúdica y divertida.

Tiene 7 etapas en las que se habla de aspectos diferentes de la diabetes, desde diabetes general, alimentación, deporte, fiestas, hipoglucemias… Cada uno tiene una dificultad diferente.

Acceder es muy sencillo, tienes que entrar en inserver.anadi.es y crear una cuenta. Después podrás acceder con el usuario y la contraseña y retomarlo en el lugar donde lo dejaste. Está pensado para realizarlo desde el móvil, pero también se puede utilizar la Tablet o el ordenador.

La estructura de cada etapa es similar. Aparece un personaje explicando su situación y a partir de ahí aparecen preguntas de varios tipos: respuesta simple, arrastrar, verdadero/falso… Al final de cada módulo hay una serie de elementos descargables (documentos, apps…) que pueden ser útiles para la vida diaria.

¿Cómo surgió la idea?

En ANADI pensamos que la educación es la base del tratamiento en las personas con diabetes. Por eso, siempre incidimos en ella en nuestros campamentos con menores y fines de semana con adolescentes. A medida que hemos ido haciendo la educación más lúdica, nos hemos dado cuenta que van aprendiendo más sobre el tema al mismo tiempo que se divierten. El año pasado también hicimos un Escape-Room educativo (Diabescape) para estudiantes de Cuidados Auxiliares de Enfermería y Atención a Personas en Situación de Dependencia, viendo que en población mayor, la educación a través del juego también funciona.

Así surgió Diabegame, con la idea de que las personas con diabetes adquieran conocimientos de su enfermedad de forma amena y divertida.

Siendo un juego, nos llama la atención que esté dirigido a adultos y jóvenes, pero no a niños. ¿Habrá un "Diabegame Kids"?

A veces pensamos que a la gente mayor no les gusta jugar, pero no siempre estamos en lo correcto.

En principio, va dirigido a personas mayores de 14 años por su dificultad, aunque lo podría hacer gente más pequeña.

Sería muy buena idea hacer un Diabegame Kids sí, porque cuantos más conocimientos adquiera una persona desde que es pequeña y más autónoma se haga en el manejo de su diabetes, mejor control llevará. Sin embargo, sería un proyecto muy diferente y habría que adaptarlo.

Que falta información sobre la diabetes a nivel general es indiscutible. Pero, ¿le falta también a las propias personas con diabetes?

A veces sí. En cuanto a la diabetes tipo 1, es cierto que normalmente tienen accesibilidad a la educación tanto en los hospitales como en asociaciones. Pero, aunque tras el diagnóstico de diabetes se imparte una formación muy completa, después no se actualizan esos conocimientos y muchas veces se quedan obsoletos. En ocasiones, en las revisiones habituales no hay tiempo suficiente para una buena formación. Cuesta reciclarse y conocer las novedades. Diabegame es una manera de que todo el mundo pueda tener accesibilidad a la educación donde y cuando quieran.

¿Cómo ha ido cambiando ANADI con el paso de los años? ¿Qué retos pensáis que habéis ido superando y cuáles se han sumado?

ANADI ha ido cambiando a lo largo del tiempo, adecuándose a la sociedad. Comenzó como una asociación de padres y madres de menores con diabetes, luego pasó a ser una asociación para todas las personas con diabetes tipo 1 y actualmente está abierta a todas las personas con diabetes de Navarra.

Hemos ido creciendo con el paso de los años y adaptando nuestros servicios a la demanda de la población.

Desde su comienzo, hemos ido superando varios retos. En primer lugar, creo que hemos hecho que a la persona con diabetes no se le vea como a una persona enferma, si no como una persona que tiene una enfermedad pero que puede hacer las mismas cosas que una persona sin diabetes. Por otro lado, el posicionamiento de la asociación en la sociedad a base de realizar actividades, servicios… y dar visibilidad a la enfermedad. Nos parece muy importante que se tenga en cuenta al paciente en todos los ámbitos, tanto en el político como en el sanitario. Y, por último, su profesionalización; actualmente contamos con una psicóloga, una trabajadora social, una coordinadora y yo, que soy la enfermera.

Actualmente, estamos en la transformación tecnológica. La COVID ha acelerado este proceso y pienso que hemos actuado muy rápido, ofreciendo charlas online, actividades y experiencias educativas como Diabegame. Seguiremos luchando para que todas las personas con diabetes tengan a su alcance todos los medios y recursos necesarios para su control y que consigan una educación diabetológica de calidad. También continuaremos colaborando con administraciones públicas y privadas en todo lo relativo a la diabetes.

A nivel regional, ¿qué necesita Navarra en cuestión de diabetes?

Pienso que, en Navarra, al igual que en otras comunidades, falta mucha formación sobre todo para las personas con diabetes tipo 2 que son tratadas en centros de salud.

Por otro lado, siempre insistimos en la necesidad de acceso a todos los tipos de sensores de medición continua y para todas las personas. En la situación en la que estamos, todavía no se ha podido poner a toda la población con diabetes.

Además, haría falta una unidad de diabetes de adultos que aglutinara y coordinara los servicios necesarios de forma integral (oftalmología, podología…).

Y otro tema importante es el tema de la atención al menor en el colegio. Se está trabajando en un protocolo que esperemos, sea efectivo.

¿Qué papel piensas que juegan las asociaciones en la gestión de la diabetes?

Las asociaciones juegan un papel fundamental. Son un punto de encuentro para todas las personas con diabetes en las que pueden compartir experiencias y resolver dudas que surgen en el día a día. Así, se complementa la formación impartida en los hospitales con información actualizada y veraz.

Es una forma de conocer a más gente con diabetes al mismo tiempo que se realizan actividades lúdicas y educativas. La mayoría de ellas tienen servicio de psicología, que puede ser muy beneficioso para ayudar a gestionar las emociones.

Por otro lado, participan de forma activa en la política sanitaria, defendiendo los derechos y el acceso a los recursos y servicios necesarios.

En definitiva, promueven la atención adecuada, integral y continua de las personas con diabetes.

Compártelo a través de

También te puede interesar