Otoño y diabetes: consejos para la estación

Aunque el otoño comenzó oficialmente hace un par de semanas, el calor veraniego se está alargando. Sin embargo, debemos estar preparados para los cambios que se avecinan, y que pueden afectar al control de nuestra diabetes.

Para empezar, los cambios estacionales vienen de la mano de cambios de temperatura, de hábitos… que no nos sientan bien. El primer consejo es cuidar el control de nuestra diabetes en estos momentos, para identificar cualquier problema lo antes posible. Pero, además, hay 8 consejos que nos conviene seguir:

  1. Descanso apropiado. La mejor forma de tener energía para hacer frente a cualquier cambio, y que éstos tengan el menor impacto posible.
  2. Evitar los cambios de temperatura bruscos. Salir a la calle o entrar desde ella es un momento que puede afectar a nuestras defensas, y hacernos más vulnerables a los virus. Hay que salir con abrigo apropiado a la temperatura que haga fuera.
  3. Evitar contagios de resfriados, gripe… Un consejo que en realidad se compone de muchos: una buena higiene de manos, evitar aglomeraciones,
  4. Vacunarse contra la gripe. Podríamos haberlo incluido en el punto anterior, pero es tan importante que lo resaltamos como cuarto punto de este decálogo.
  5. No automedicarse. A veces es difícil distinguir una gripe de un resfriado (o de los síntomas del COVID-19 este año). Por eso, si notamos que estamos enfermos lo mejor es acudir a un profesional.
  6. Hidratarse. Aparte de la importancia diaria de la hidratación, beber mucho líquido nos ayuda a eliminar mucosidad y aliviar la garganta.
  7. No olvidemos las vitaminas. Deben estar en nuestra dieta diaria, pero con más importancia si cabe en estos períodos de cambio.
  8. Actívate. Ya sabéis lo importante que es el ejercicio para combatir la diabetes. Otoño es una época en la que no hace demasiado calor ni frío, y salir a correr, andar o montar en bici resulta más apetecible Si eres una persona que practica poco ejercicio, es un buen momento para tomar la costumbre. ¡Y si eres de los que teme el frío o las lluvias, es un momento en el que no hay que salir menos!

Ah, y un último consejo: el señor de las castañas asadas no os va a decir su composición, así que os la decimos nosotros: por cada tres castañas que te comas, una son hidratos (34%). ¡Tenedlo en cuenta cuando echéis un paseo por el parque y se os antojen!

Compártelo a través de

También te puede interesar