Un desayuno sano, rico rápido con avena, yogurt y frutas

Puede que los cereales no sean el desayuno más recomendable, por su alto nivel de hidratos y porque no son pocas las marcas que les añaden azúcar. Sin embargo, para aquellos que gustan de desayunar en un tazón, la avena se convierte en la mejor alternativa para los diabéticos.

Esto se debe a su alto contenido en fibra, que permite una absorción lenta, que evitar cambios bruscos en los niveles de azúcar. También es muy saciante, con lo que evitaremos las tentaciones de media mañana en forma de picoteo.

Diabetes aparte, la avena es además una gran fuente de energía, y ayuda tanto al sistema nervioso como a los huesos. Favorece la digestión, y mantiene el colesterol a raya. Como veis, es un alimento bastante completo.

¿Y cómo comerla para que además de nutritiva está rica? La solución más común y sencilla es mezclarla con nuestras frutas favoritas, para ir sobre seguro.

Nosotros te proponemos lo siguiente:

Echa un puñado de avena a tu tazón. Corta un plátano en rodajas, un par de fresas en láminas, añade un par de frambuesas, unas bayas y coco rallado. Para terminar, lo cubrimos todo con un yogurt (desnatado, eso sí). ¡Así de fácil!

Ideal para cuando nos levantamos sin mucho tiempo. Aunque también podemos sumarnos a una de las corrientes de moda, el “brinner”, y convertirlo en nuestra cena mientras vemos una peli.

Sea cuando sea, seguro que tus tazones van a tener mucho uso.

¿Y vosotros, cómo coméis la avena? Contadnos vuestra receta en nuestras redes sociales. ¡Estamos deseando saberlo!

Compártelo a través de

También te puede interesar