Receta de helado de mango sin azúcar

Todavía nos quedan bastantes semanas de calor, y a buen seguro os apetece un helado. Por no hablar de que los verdaderos fans del helado lo consumimos todo el año, no sólo en verano. Por eso, hoy os vamos a proponer una receta de helado muy sencilla, con solamente dos ingredientes, y para la que ni siquiera necesitamos una heladera. ¿Os apetece?

Vamos a necesitar:

  • 300 gr. de mangos maduros (que estén un poco blanditos)
  • 180 gr. de queso mascarpone

El resultado va a ser casi medio kilo de helado, que tendrá unos 48 gr de hidratos en total. Cuánto tenga cada helado dependerá de qué molde usemos, pero sabiendo el total solamente tenéis que dividirlo entre las distintas porciones en las que lo congeléis.

Lo primero será pelar los mangos, y cortar toda la carne de la fruta, lo cortaremos encima de un vaso, para recoger el jugo que vaya saliendo. Los trozos los podemos ir dejando caer también, ya que una vez cortado todo, solamente tendremos que añadir el queso y batirlo muy bien todo.

Una vez triturado solamente tienes que echarlo en el molde, y meterlo en el congelador entre media y una hora, según la potencia del mismo. Una vez congelados, los sacaremos unos minutos antes de consumirlos, para que la textura sea más cremosa.

¡Y ya está, así de fácil! Ya queda a tu imaginación combinarlo con otra fruta, o incluir trocitos de mango sin triturar a la hora de meter en el molde, hacerle una base de galleta si lo congelas en una fuente… Eso sí, recuerda añadir a la receta los hidratos de todos estos “extras”.

Un postre muy sano, muy dulce y con azúcares puramente naturales.