Receta baja en hidratos: coliflor al horno con queso

Hoy os proponemos una receta muy, muy sencilla de realizar, y que además es muy baja en hidratos de carbono, por lo que es ideal para utilizarla como complemento en una comida, o como guarnición. Además, como nos gusta, utilizando un producto de temporada muy sano como es la coliflor.

La coliflor tiene muchos antioxidantes, y es rica en fibra y agua, con lo que mejora nuestras digestiones. Además, tiene un nutriente, la colina, que ayuda a mantener en óptimo estado nuestro sistema nervioso, cuidando nuestra memoria o nuestra capacidad motora.

Por si esto fuera poco, sus vitaminas nos permiten absorber mejor el calcio, combatiendo la osteoporosis.

¡Vamos con la receta! Para hacer tres raciones de algo menos de 200 gramos cada una necesitaremos:

  • Una coliflor de medio kilo
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • 80 gramos de queso parmesano rallado

En total nos salen casi 600 gramos de comida, en las que vamos a encontrar unos 23 gramos de hidratos, principalmente por el uso del queso. O sea, algo menos de 8 gramos de hidratos (menos de una ración) por persona.

Lo primero que haremos será precalentar el horno a 200 grados. Mientras tanto, lavamos la coliflor, retiramos las hojas verdes y el tallo, y la cortamos en rodajas de un centímetro de ancho. Extendemos una cucharada de aceite sobre el papel vegetal de la bandeja del horno, colocamos las coliflores, y vertemos encima la otra cucharada, para que tenga por los dos lados.

Ya sólo queda espolvorear el parmesano rallado, y esperar unos 20 o 25 minutos a que la coliflor esté dorada. Si queréis darle vuestro toque, podéis mezclar el aceite con especias como curry, cúrcuma, pimienta… Y si la queréis con aún menos hidratos (la mitad) simplemente tenéis que eliminar el queso de la receta y sustituirlo por más especias) ¡probad distintas versiones y nos contáis en nuestras redes sociales cuál os ha gustado más!

Compártelo a través de

También te puede interesar