¿Qué beber con diabetes? Bebidas e hidratos de carbono

¿Qué puedo beber si tengo diabetes? Es una pregunta muy común que reciben nutricionistas y endocrinos y otros profesionales de la salud cuando tratan con pacientes que sufren algún tipo de diabetes.

Y es que las bebidas pueden llegar a ocultar una gran cantidad de hidratos, y particularmente de azúcares, que pueden causar una rápida descompensación de los niveles de glucosa.

Por eso, como con todo lo que se trata de alimentación, la respuesta es la de siempre: se puede consumir de todo, siempre sabiendo la composición de cada producto, ajustando en consecuencia la insulina (o el resto de la comida a la que está acompañando esa bebida), y procurando minimizar el consumo de aquellos líquidos que resulten más perjudiciales para nuestro organismo.

¿Cuántos hidratos consumimos con cada bebida? Sin consultar la etiqueta no podemos saberlo exactamente, ya que la composición de una misma bebida puede variar bastante entre unas marcas y otras. No obstante, os vamos a indicar unos datos genéricos de las bebidas más habituales en España, para que tengáis una primera aproximación.

Por ejemplo, un vaso de gaseosa o de refresco de cola light tiene 0 gramos de hidratos de carbono. Tendrán otras cosas, pero en lo que se refiere a hidratos son la opción menos agresiva para nuestro organismo.

El vino puede ser la opción más saludable dentro de las bebidas alcohólicas, ya que según la variedad podemos estar hablando de 1 o 2 gramos por copa.

Menos de 10 gramos (por vaso de 250 ml, insistimos) de hidratos tienen la leche de soja (6 gr.) y la cerveza (8,5 gr.).

Mientras que ya pasamos de 10 si consumimos un vaso de bebida isotónica o refresco de limón (11 g.r cada uno), leche o una bebida de leche y zumo (12 gramos), un zumo de piña industrial (15,7 gr.) o un refresco de té (17,2 gr.).

Como veis, ya estamos casi en las 2 raciones por vaso. Una medida que puede aplicarse al refresco de naranja, que tiene 19,5 gr. de hidratos en cada 250 ml.

Pero aún hay bebidas más saturadas. Son la tónica (21,2 gr.), el zumo de naranja industrial (25 gr.), y el refresco de cola (26,5 gr.).

Y, por encima de todas, como habréis supuesto, tenemos una bebida energética, que ronda los 27.5 gr de hidratos por cada 250 ml.

Como veis hay bebidas que nunca pensaríamos que tendrían tantos hidratos. ¿Alguno habría pensado que un zumo de naranja tiene los mismos hidratos que un refresco de cola? Es un buen ejemplo para concienciarse de la importancia de comprobar qué estamos bebiendo, ¿verdad?