Los beneficios de las alubias blancas

Aunque la alubia nos llegó de América, en España no tardamos en adoptarla y convertirla en protagonista principal de la gastronomía nacional. Según la ciudad en la que vivas la tendrás asociada a un guiso distinto, pero no hay localidad española en la que no forme parte de uno de los platos típicos de la región.

Hoy vamos a hablarte concretamente de las alubias blancas, ya que resulta que se trata de un alimento ideal para personas con diabetes. Primero, por lo básico: tiene un índice glucémico bajo.

Por contra, es un alimento con muchas proteínas, rico también en vitaminas, minerales... y encima cuenta con un alto grado de fibra, que ya sabéis que ayuda a regular los niveles de glucosa.

Y luego está la versatilidad. Las alubias van bien en una ensalada o cocinadas con vegetales, pasando por mezclarlas con chile, puré... Incluso podemos elegir si queremos ir a lo facil y comprarlas tiernas, o sumergirnos en la cocina y comprarlas duras. Aquí ya entra en juego el tiempo que cada uno tenga para cocinar, y si queréis ir a lo habitual, o jugar con la dureza/ternura de las alubias para lograr la textura que más os guste. Siempre podéis cocinar una buena cantidad de alubias y luego congelarlas para usarlas como el que abre un bote, y así obtenéis las ventajas de ambos tipos.

Otra ventaja de las alubias es que son buenas para los huesos. Su aporte de calcio no es espectacular (aunque lo tiene) pero sí que son ricas en fósforo, un mineral que nos ayuda a procesar dicho calcio.

El magnesio cuidará nuestros riñones, mientras que la colina, un nutriente muy presente en ellas, ayuda a mantener nuestro sistema nervioso y circulatorio.

¡Así que ya sabéis, como dicen en el Valle de Karrantza, “Alubia eres, al puchero vendrás”!

Compártelo a través de

También te puede interesar