Helado de coco sin azúcar ni gluten

¿Hace calor? En estos días apetece algo fresco después de comer o a mediodía cuando el sol más aprieta. Los helados industriales tienen unas dosis de azúcar poco recomendables, y eso sin meternos en diabetes.

Pero por suerte existe una opción sencillísima: hacerte uno en casa. Tardaremos apenas unos minutos en hacer suficiente para toda la familia.

Necesitaremos:

  • 1 lata de leche de coco (400 ml)
  • 6 cucharadas de coco rallado
  • 8 cucharadas de yogur natural edulcorado
  • 2 cucharadas de miel

Con estas proporciones todo el helado que hagamos tendrá 42 gramos de hidratos, de los cuales 31 serán azúcares.

La preparación no tiene ningún misterio. Lo primero que tenemos que hacer es mezclar todo muy bien. Una vez mezclado, simplemente hay que colocarlo en los moldes. Da para unos 10 helados individuales, o bien podéis usar un molde único y comerlo “al corte” o mezclado con alguna otra comida (fruta, por ejemplo) como postre.

Y ya está, solamente falta meterlo todo en el congelador. Unas 5 horas son suficientes si habéis optado por los moldes pequeños, y algo más si habéis optado por una única pieza más gruesa.

Si queréis que el coco rallado quede principalmente por el exterior, en vez de incluirlo todo en la mezcla reservad la mitad, y repartid a su vez la mitad en el fondo del molde, y la otra mitad por encima a la hora y media de estar en el congelador.

¡Así de fácil es comerse un helado natural!

Compártelo a través de

También te puede interesar