Entrevista a Daniel Albero: 'El Dakar no es una carrera de segundas oportunidades'

Daniel Albero ha pasado este año a la historia como el primer diabético en tomar parte en una prueba tan exigente a nivel físico como es el Rally Dakar. Este piloto es un ejemplo más de que la diabetes no pone límites. Pero dejemos que sea él quien se presente.

¿Quién es Dani Albero?

Daniel Albero es una persona aventurera a la que le gusta el riesgo muy amigo de sus amigos, me van los retos, es una forma de buscar una motivación constante, continuamente necesito marcarme nuevas metas para así mantener la motivación, me encanta todo tipo de deporte, practico running, btt, gim, soy músico (toco la trompeta) soy padre de dos hijos y comparto mi vida con mi mujer Mer.

A los 8 años me diagnosticaron una meningitis aguda de la que pude sobrevivir de milagro y aparentemente sin secuelas, pero después de darme el alta y a poco más de un año me diagnosticaron diabetes tipo 1, en aquella época era complicado yo no sabía qué era aquello y mis padres tampoco tenían mucha información, lo que hacían era sobre protegerme sin darse cuenta que aquello no era lo que yo necesitaba yo ansiaba ser uno más.

Después de tres meses sin ir al colegio volví a mi rutina, pero muy condicionado, cosa que me costó mucho admitir, mientras mis amigos estaban haciendo deporte yo estaba sentado en una silla porque entonces se veía de otro modo, fue más tarde y en un campamento de verano para niños con diabetes donde aprendí a ser autónomo y a valerme por mí mismo, fue ahí donde empecé a pensar que yo podría llegar a ser como cualquier otro y practicar el deporte que a mí me apasionaba: las motos de campo.

Comenzaste hace ya más de dos décadas en las motos. Entonces había que ocultar la condición de diabético para competir. ¿Ha cambiado la situación desde entonces?

Yo empecé a competir con tan solo 17 años; en aquella época tuve que mentir para poder competir, pero a día de hoy la sociedad está mucho más actualizada en este sentido a gracias a muchas personas con diabetes que practicamos todo tipo de deporte poco a poco hemos derribado barreras y abierto camino a nuestros jóvenes.  Yo me crié sin ningún icono a quien seguir esto hoy en día dependiendo del deporte que te guste en todos ellos tenemos alguno participando a alto nivel con su mochila azul es muy importante el poder encontrar una motivación para poder cuidar nuestra diabetes.

¿Qué ha significado para ti llegar a correr en el Dakar?

El Dakar nos ha costado mucho el poder llegar a la salida, hemos tenido que derribar muchas barreras y trabajar muy duro durante 5 largos años donde a cualquiera se le podría haber agotado la paciencia, no es que yo sea una persona muy paciente pero si muy cabezón. Para mí ha sido una gran satisfacción ser el primer diabético en participar en el Rally Dakar y poder aportar mi granito de arena para seguir demostrando que sí se puede.

Casi a diario recibimos correos o mensajes tanto de apoyo como de agradecimiento por lo que hemos conseguido, esto me llena mucho y te das cuenta de la importancia que tiene el poder haber conseguido este reto.

¿Cómo es por dentro? ¿Qué ha sido lo que más te ha sorprendido?

Como sabemos, el Dakar es la Carrera del motor más dura del mundo, tanto las máquinas como las personas se ponen al límite en varias ocasiones a lo largo de cada día de carrera, sortear dunas a 45 grados durante 12h recorrer 800km casi a diario en terrenos inhóspitos y paisajes que te cortan el hipo es una mezcla perfecta para que una persona con diabetes demuestre al mundo entero que nosotr@s somos capaces de realizar cualquier actividad que nos propongamos, claro está siempre con más esfuerzo y dedicación que cualquier otra persona.

Lo que más me ha impresiona que esta carrera no es una carrera de segundas oportunidades, al más mínimo descuido durante los 12 días de carrera y más de 9000km estás fuera, en nuestro caso cada día que salimos a una etapa tenemos que salir preparados en el caso de tener que dormir en el desierto poder hacerlo, insulina, medidor, como no, el mío es un medidor continuo de glucosa instalado en la moto que me acompaña en todas mis aventuras, comida, etc...

En tu participación, varios factores te hicieron dejar la carrera. ¿Sueñas con volver y acabarla, o ahora que has estado allí te has puesto ahora otros retos? ¿Qué será lo próximo?

Este tipo de carreras hay que venir a participar para poder saber qué es y aprender de ellas el nivel de abandonos el primer año es muy elevado yo pude completar tres etapas completas que son más de 2000 km de carrera de los que hemos aprendido mucho y este año estamos intentando reunir los fondos para poder volver a participar en el próximo Dakar 2020 que en esta ocasión y durante las próximas 5 ediciones se disputará en Arabia Saudí, un reto muy ambicioso que en esta ocasión esperamos llegar a la meta.

¿Cómo controlas la diabetes cuando toca estar una larga jornada sobre la moto conduciendo? ¿Llevas una protección especial para la insulina?

No cabe ninguna duda que una carrera como ésta que se realiza en lugares tan extremos con contrastes de temperatura tan grandes es un gran campo de pruebas para cualquier máquina e instrumentos o en nuestro caso como y de qué forma podemos controlar nuestra diabetes con total seguridad.

Para ello y muy importante es nuestro medidor de glucosa continuo que llevo instalado en la moto y que en todo momento me indica los valores glucémicos con exactitud y así poder prevenir las bajadas con gran exactitud.

También llevo en la espalda una doble bolsa de hidratación una con 2 litros de agua que nos obliga la organización y otra con una pócima que me preparo a base de dextrosa y otros componentes para poder remontar estas bajadas.

Sabemos que llevas indicado en tu moto y sobre tu piel tu condición, para que sea consciente quien te asista en caso de posible accidente. ¿Crees que deberían aplicarse estas medidas de seguridad en el día a día?

El tatuaje que llevo en la muñeca derecha significa mucho para mí fue el inicio de este gran proyecto y vino derivado de un gran accidente que tuve entrenando con la moto (me rompí 5 costillas) ahí se me ocurrió esta gran iniciativa para poder estar siempre identificado es muy importante en caso de accidente o desvanecimiento que se nos trate como diabéticos desde el minuto uno, esta es la mejor forma os lo aseguro, recomendado 100%.

Muchos deportistas con diabetes coincidís en que queréis ser un ejemplo para los más jóvenes. A los de vuestra generación os faltó un referente así. ¿Crees que gracias a vosotros daremos un salto en la concienciación y en el empoderamiento?

No me cabe duda de que nuestros jóvenes van a crecer con otros valores que nosotros hemos tenido que ir forjando para que ellos puedan desarrollar todo su potencial.

Conoce más sobre este gran deportista en su blog Un diabético en el Dakar

Compártelo a través de

También te puede interesar