Diabetes y calor

Hace un año ya os dimos algunos consejos para controlar mejor la diabetes en verano. Hoy vamos a centrarnos en el calor, y su relación con la diabetes.

Para empezar, vamos con una curiosidad: las personas con diabetes sienten más los efectos del calor. Hay, principalmente, dos motivos para ello.

Por un lado, tienen más tendencia a deshidratarse, ya que es fácil entrar en la siguiente sucesión:

  • Con el calor, el cuerpo se deshidrata.
  • Al deshidratarse, sube el nivel de glucosa en la sangre.
  • Al subir el nivel de glucosa, el cuerpo intenta eliminarla orinando.
  • Al orinar, nos deshidratamos más.

Sobra decir que este círculo vicioso hay que romperlo cuanto antes, hidratándose bien y manteniéndose perfectamente hidratado. Para ello, la mejor opción siempre será agua, y debemos evitar bebidas alcohólicas, refrescos y cualquier bebida con cafeína, que lo que hacen es agravar la deshidratación.

Otro motivo por el que las personas con diabetes sienten más los efectos del calor es la degeneración que pueden sufrir los nervios y los vasos sanguíneos de la piel. Este problema afecta a las glándulas sudoríparas, de forma que el cuerpo no regule bien la temperatura por medio del sudor.

Estos problemas provocan un mayor riesgo de sufrir un golpe de calor. Y, ¡ojo!, muchos síntomas de este problema son comunes a los de una hipoglucemia. Para saber si estamos sufriendo uno u otra, lo mejor es medir los niveles de glucosa antes de actuar.

A todo esto hay que añadir que las altas temperaturas afectan a la forma en la que el cuerpo responde a la insulina, ya que se produce una vasodilatación que hace que ésta se absorba de forma más rápida, por lo que es importante que en verano llevemos un mejor control de los niveles de glucosa. Ojo también a que el calor pueda dañar la insulina, recordad que hay que conservarla a menos de 30 grados.

Así que ya sabéis, este verano sombrero, sombra, crema solar, y agua siempre cerca. Evitad las mayores horas de calor, haced ejercicio en gimnasios con aire acondicionado o en las horas más frescas del día… cualquier medida que toméis para combatir el calor será positiva para vuestra diabetes y vuestra salud.

Compártelo a través de

También te puede interesar